jornadas_diocesanas_zamora
DIÓCESIS

Jornadas Diocesanas 2019

Esta semana -miércoles, jueves y viernes- se celebrarán las XVII Jornadas Diocesanas. Este año girarán en torno a la pastoral juvenil, concretamente refiriéndose al Sínodo de los Obispos celebrado en 2018 sobre “los jóvenes, la […]

captura-de-pantalla-2019-01-08-a-las-21-41-42
INTENCIONES PAPA FRANCISCO

Los jóvenes y el ejemplo de María

Recientemente se ha publicado el video con las intenciones de oración del Papa Francisco para enero de 2019, dedicado a “la evangelización de los jóvenes, para que puedan trabajar por la paz”. En el video el […]

LOTERÍA

150 aniversario

IGLESIA DE SAN TORCUATO



Horario de apertura:
Mañanas de 8:30 a 13:30 horas y tardes de 17:30 a 20:30 horas
(Domingos por la tarde cerrada)

Celebración de la Santa Misa:
Laborables: 9:00, 12:30 y 19:30 horas
Sábados y vísperas: 19:30 horas
Domingos: 09:00, 11:00 y 13:00 horas

MEMORIA CURSO 2016-2017

¿QUIÉNES SOMOS?

Somos una asociación pública de fieles católicos erigida en la Diócesis de Zamora...
Oración mensual ante la Virgen de la Saleta por las intenciones del Papa Francisco. Cada día 19 de mes a las 20:15 horas en la iglesia de San Torcuato
FEBRERO: por la acogida generosa de las víctimas de la trata de personas, de la prostitución forzada y de la violencia

SERVICIO DE WHATSAPP

COLABORA CON TU DONATIVO

Pinchando en el siguiente enlace podrás realizar un donativo por el importe que desees, indicando asimismo si deseas que sea destinado a los fines sociales de la Asociación o al culto de la Virgen de la Saleta. Muchas gracias.

HISTORIA Y PATRIMONIO

  • contrato_ramon_alvarez_saleta_zamora
    La aparición milagrosa de la Virgen María a unos pastorcitos en la localidad de La Salette, en el Delfinado francés, en septiembre de 1846, se difundió por España en la segunda mitad del siglo XIX. Es posible que a Zamora llegase de la mano del [...]

Seguir en Facebook

ACCESOS DIRECTOS

GALERÍA FOTOGRÁFICA

ORACIÓN A LA VIRGEN DE LA SALETA

Acuérdate, Virgen de la Saleta, de las lágrimas que has derramado por nosotros en el Calvario. Acuérdate también del cuidado que tienes siempre por tu pueblo para que, en nombre de Cristo, se deje reconciliar con Dios. Animados por tu ternura, acudimos a ti suplicantes, a pesar de nuestras infidelidades e ingratitudes. Confiamos plenamente en ti, Virgen Reconciliadora. Vuelve nuestros corazones hacia tu Hijo Jesús. Alcánzanos la gracia de amarle sobre todas las cosas y de consolarte a ti con una vida santa ofrecida para gloria de Dios y amor de los hermanos. Amén.